Noticias

Y la llama se apagó…

Antorcha Olímpica

El fuego de la antorcha olímpica, ese resistente al agua e incluso a huracanes y tempestas de dimensiones descomunales, se apagó en su tercer día de recorrido por el Reino Unido. Así pues, tan solo tres jornadas después de que el regatista y tricampeón olímpico Ben Ainslie iniciara el relevo, la llama se mitigó tal y como informó el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (LOCOG) .

Ocurrió poco antes de las 9.00 GMT. Entonces, el cetro estaba en manos del atleta de badminton paralímpico inglés, David Follett, quién lo cargaba en su silla de ruedas por Great Torrington, una pequeña localidad al suroeste de Inglaterra. De repente, ante la sorpresa de los cientos de aficionados que se citaron para testimoniar el paso de la llama olímpica por sus calles, las ascuas dejaron de prender.

La primera explicación que dio el LOCOG fue que el apagón se había producido debido a un “quemador en mal estado”. Poco después, una portavoz de la misma delegación señaló también que “no es algo anormal que se apague la antorcha. Esto puede pasar por varias razones, como por ejemplo en casos de viento extremo”.

Con todo, escasos segundos después de extinguirse la flama, los voluntarios que acompañaban a Follett sustituyeron la antorcha por otra que transportaba uno de los vehículos que seguía la marcha. En esta ocasión, este segundo cetro fue encendido desde la llama madre.

De hecho, tal y como añadió la portavoz, “mantenemos la llama madre en un recipiente especial en uno de los vehículos, así que si se apaga la antorcha en algún momento del recorrido podemos encenderla de nuevo”. Finalmente, pese a la desdicha, el fuego olímpico llegó finalmente sano y salvo a la ciudad de Taunton, en la provincia de Devon.

Escrito por Alex Galera el 22 Mayo, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Noticias

Déjanos tu comentario