Noticias

Para evitar problemas, mejor cambiar la ruta

Protestas en el Golden State (San Francisco) por el paso de la Antorcha Olímpica

Esto mismo debieron pensar en San Francisco, donde, para evitar los problemas que hubo en Londres o en París, decidieron a última hora variar el camino, evitando así las manifestaciones de los activistas contrarios a la política de China en el Tíbet y en Darfur (Sudán).

Aunque no sólo sorprendieron a los manifestantes en contra del gobierno chino, sino también a las miles de personas que acudieron con banderas de la República Popular China y pancartas a favor de los Juegos en Pekín.

Gavin Newsom, alcalde de San Francisco, optó por la vía más sencilla de cara al paso de la Antorcha Olímpica por la ciudad estadounidense: el cambio de ruta. Ya anteriormente había avisado que “por razones de seguridad” el recorrido podría variar.

En principio la Antorcha tendría que haber realizado 10 kilómetros por la ciudad, pero la presión de los manifestantes obligó a reducir la distancia. Además, también existía el miedo a un posible conflicto entre los activistas pro Tibet y los miles de ciudadanos que se acercaron con banderas y pancartas a favor del régimen chino y de los Juegos de Pekín (cerca de un 20% de la población de San Francisco tiene orígenes chinos).

El inicio del recorrido sí que se mantuvo, en el puerto de la ciudad, pero poco después la primera relevista entró en un edificio portuario, de donde no salió hasta pasados unos minutos, cuando un convoy con varios autobuses y coches de polícia (con la Llama Olímpica en su interior) se dirigió hacia la avenida Van Ness, una de las principales calles de la ciudad. Ahí bajaron dos relevistas, y fue donde empezó la carrera.

Era un camino libre de manifestantes, ya que no estaba previsto visitar dicha avenida en la ruta original. Los vecinos empezaron a darse cuenta de que era la Antorcha Olímpica cuando vieron que alrededor de los relevistas había un nombroso cordon policial. Pocos fueron los que se dieron cuenta del ‘cambiazo’ y que pudieron dirigirse a la nueva ruta para manifestarse, aunque fueron interceptados por la polícia.

El mismo cuerpo de seguridad afirmó que la cercanía de personas contrarias al régimen chino con otras a favor del país asiático no provocó ningún disturbio ni conflicto salvo la de algunos arrestos y amagos de fricción entre ambos grupos.

Pese a la ausencia de conflictos y polémicas, el resultado final ha sido pobre. Una ruta deslucida para la única ciudad norteamericana que recoge el viaje de la Antorcha Olímpica por todo el mundo.

Escrito por Borja Igual el 10 Abril, 2008 | ningún comentario
Etiquetas: , , Noticias

Déjanos tu comentario