Noticias

Muere el subcampeón olímpico Alexander Dale Oen

Alexander Dale Oen

El fútbol no es el único deporte en el que la muerte se ceba con sus actores principales. El nadador noruego Alexander Dale Oen falleció el pasado fin de semana de un ataque al corazón en un entrenamiento de alto rendimiento en Arizona, según informó la propia Federación Noruega de Natación. Dale Oen, campeón del mundo de los 100 metros braza y subcampeón olímpico en Pekín de esta especialidad, se desplomó en la ducha después de la sesión de entrenamiento, y todos los esfuerzos por reanimarlo fueron infructuosos. El nadador, de 26 años, se estaba preparando con el equipo noruego para los Juegos Olímpicos de Londres y dos días antes de la tragedia, en su cuenta de twitter, había escrito que sólo le quedaban “dos días” en la concentración de Flagstaff. “Entonces será el momento de volver a la ciudad más bonita de Noruega, Bergen”, concluía.

El médico del equipo, Ola Ronsen, dijo que en los entrenamientos previos Oen había dejado una impresión magnífica. De hecho, era una de las grandes esperanzas de Noruega para apuntarse una medalla en los próximos Juegos de Londres. Dale Oen había ganado en julio pasado, en Shanghai, el primer título mundial para su país en los 100 metros braza. Cuatro años atrás, en Pekín, el nadador se había colgado la medalla de plata en su especialidad. “Oen murió de un ataque al corazón. Es el día más triste de la historia de la natación noruega“, anunció Per Rune Eknes, presidente de la Federación Noruega.

La presea dorada conseguida en Shanghai había sido especialmente emotiva para Dale Oen, ya que tuvo lugar sólo tres días después de que Anders Behring asesinara a 77 personas en Noruega. Por aquel entonces y con lágrimas en los ojos, el recién proclamado campeón del mundo quiso dedicar el triunfo a sus compatriotas caídos: “el himno, la bandera, he pensado en todos los que estaban en casa. Todos los noruegos debemos estar muy unidos. Debemos seguir, no podemos permitir que ese tipo arruine nuestro futuro”.

El entrenador de Dale Oen, Stig Leganger-Hansen, habló con el periódico Bergens Tidende tras la muerte de su pupilo: “es completamente increíble, era una persona maravillosa, cariñosa. El deporte ahora da igual”. Días antes, Oen había admitido sufrir dolores en el hombro, pero fue tratado con cortisona y se recuperó. En la ciudad de Flagstaff, a 2130 metro de altitud, Oen no pudo superar un paro cardíaco que ha dejado conmocionado al país y a la natación mundial.

Escrito por David Martinez el 2 Mayo, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , , , Noticias

Déjanos tu comentario