Noticias

La tragedia griega de Madrid y los 100m de Coe

OPINIÓN · Seamos sinceros. Las casas de apuestas, un termómetro más o menos fiable, daban como favorita a París y después a Londres. Madrid siempre ha sido la tercera en discordia, al menos fuera de nuestras fronteras. ¿Tenía el mejor proyecto? Posiblemente, pero no pesa tanto como las capitales inglesa y francesa; nos falta experiencia diplomática (llámale experiencia, llámale habilidad). Algo que en unos Juegos es clave, por que al fin y al cabo nadie duda de que Londres, por muy proyecto virtual que haya presentado, será capaz de montar unas instalaciones a la altura y lo que haga falta con siete años por delante… Lambis Nikolau y Nikos Filaretos. Estos dos miembros del COI, ambos griegos, han acabado siendo la pesadilla de la candidatura de Madrid 2012. Sin obviar el secretismo de las votaciones y lo fácil que es hablar a toro pasado, se puede decir (buscando el titular llamativo) que Nikolau y Filaretos sacaron a Madrid de la carrera olímpica. ¿Por qué? Es de suponer que ambos tenían pensado apoyar a la ciudad española. Pero uno se lio con el sistema de votación y el otro no acudió por enfermedad. Con esos dos votos, Madrid habría captado 33 en la tercera ronda, los mismos que París. No es descabellado pensar que, en el desempate, los pro-londinenses se habrían decantado por Madrid para echar a los franceses. Y bueno, una vez en la final, ya es más fácil suponer que el voto galo se hubiese ido a cualquier parte menos a Londres.

Son cábalas, claro. Quizá Nikolau y Filaretos iban a votar a Londres o a París. También es cierto que todo el proceso de votación fue de lo más extraño, con un voto bailando durante las sucesivas rondas, según el cálculo que elabora El País. De los 116 miembros del COI, tres no estaban en Singapur por diversos motivos, con lo cual quedan 113. Trece personas más representaban a delegaciones de las candidatas, de manera que se mantenían momentáneamente al margen. Quedan cien justos; si quitamos a Jacques Rogge (el presidente no vota por decisión propia), el número es 99. Con 22 votos para Londres, 21 para París, 20 para Madrid, 19 para Nueva York y 15 para Moscú en primera ronda, tenemos 97 voces. ¿No faltan dos? En teoría, una persona no se presentó en la sala, porque se repartieron sólo 98 aparatos para votar; aún así, falta alguien, porque los resultados de la primera ronda fueron de 97 votos y una abstención (Rogge).

A partir de ahí, los miembros del COI de los países candidatos van entrando. Así, en segunda ronda ya participan los tres rusos, con lo que el censo llega, en teoría, a las 102 personas. Pero sólo se emiten 100 votos más la abstención de Rogge. Con la entrada de los tres estadounidenses, sucede lo mismo: 105 de censo, 103 votos y un voto en blanco. Sin embargo, aquí baila algo más, porque Madrid pierde un voto (de 32 a 31). Todo apunta a que es el de Lambis Nikolau, que no pudo votar por problemas con la máquina, pero el total se mantiene. ¿Será que ha aparecido ese voto que desde el principio nadie sabe donde está?

No importa. La cosa ya está hecha y Londres, de la mano de Tony Blair y Sebastian Coe, se lleva los Juegos. El primer ministro británico ha realizado en Singapur una tremenda labor diplomática; el ex campeonísimo de los 1.500 ha cambiado de distancia y se ha colgado una medalla de oro en los 100 metros lisos. ¿Por qué? Porque él, no sólo él pero sobre todo él, ha sido la cara de Londres en el último sprint. Un sprint muy necesario para una candidatura totalmente rota hace un año. Desde que sustituyó a Barbara Cassani en la punta de lanza del proyecto inglés, las opciones de Londes han subido hasta confirmarse como la ganadora.

Escrito por Dani Rodriguez el 7 Julio, 2005 | ningún comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , Noticias

Déjanos tu comentario