Noticias

La FIFA impone su ley

Blatter en rueda de prensa

El duelo entre los grandes clubes europeos y las selecciones olímpicas continúa lanzas arriba. Tras la negativa de muchos gigantes españoles e italianos a ceder a sus estrellas de más de 23 años,la institución que gobierna las federaciones de fútbol en todo el planeta se ha puesto firme con la cesión de jugadores que no superan esta edad.

Así, Diego Ribas y Rafinha cuentan con el imperativo de la FIFA para acudir a los juegos en detrimento de los clubes propietarios de sus derechos deportivos, Werder Bremen y Schalke 04, respectivamente.

No es la primera de las polémicas que suscita la lista definitiva de Dunga. Tras las negativas más sonadas, Bremen y Schalke renunciaron oficialmente a las cesión de sus futbolistas para los juegos. En este caso, la ley de cesiones fue clara y al no superar los 23 años ninguno de los dos deportistas, la FIFA dictó sentencia:

En vistas de la importancia que tienen para unos Juegos Olímpicos estos deportistas tanto para el mundo del deporte en general como para el fútbol en particular

Alemania inicia su campeonato nacional en agosto y la cesión coincide inexorablemente con sus dos primeras jornadas. Este fue el argumento presentado por los clubes ante su negativa y el 04 sumaba a éstos los partidos de fase previa de la Liga de Campeones. No sirvió de nada.

Y es que ante la debilidad de la FIFA en lo que a jugadores mayores de 23 se refiere, con los jóvenes ha decidido ser inflexible. En detrimento del espectáculo deportivo, Pekín pierde a Ronaldinho, Kaká, Lucio, Burdisso, Heinze y Coloccini entre tantos que ya no cuentan con la bendición de la juventud y, por tanto, de sus clubes.

Déjanos tu comentario