España

Japón noquea a la Rojita

Comentaba Luis Milla en los días previos al inicio de la competición que “convenía rebajar la euforia”. Japón se ha encargado de ello en el debut de España en el Hapmden Park de Glasgow. La selección nipona venció merecidamente por 1-0 al combinado nacional. Y pudieron ser muchos más, pero la ansiedad de los jugadores orientales por marcar el segundo les llevó a desperdiciar una ristra de ocasiones para afrontar la fase final del partido con mucha más tranquilidad.

Milla apostó por su equipo base con la incorporación de Rodrigo en la punta de ataque. Muniain no pudo estar por lesión. Con la baja del jugador del Athletic, el técnico español situó en las bandas ofensivas a Adrián e Isco con Mata de media punta, muy liberado. El partido empezó a medio gas. Siempre es difícil comenzar una competición de tanto nivel y el combinado español contemporizó el juego en la primera fase del encuentro.

No se encontraban espacios ni había mucha profundidad, pero no saltaban las alarmas.  El juego español suele basarse en madurar al rival e ir apretando el acelerador poco a poco. El problema fue que la selección rival tuvo metida la quinta desde el inicio hasta el pitido final. Una preparación física exultante y un fulgurante contraataque son las armas habituales del fútbol nipón. La selección olímpica japonesa siguió esa línea y abrió varias vías de agua en una defensa española inocente e imprecisa.

El único gol del partido llegó a la media hora de juego cuando Otsu le robaba la cartera a Montoya tras el lanzamiento de un córner. Fallo importante pero remendable. Sin embargo, los nervios afloraron en la selección tras el gol. A los pocos minutos un fallo de Domínguez, negado todo el encuentro, a punto estuvo de suponer el 2-0. Acto seguido una falta de Iñigo Martínez sobre Nagai, el mejor jugador del partido, supuso la expulsión del central de la Real.

La Rojita se iba al descanso perdiendo y con un hombre menos. El inicio del segundo tiempo marcó el peor momento de España. Hasta tres ocasiones clamorosas de gol perdonó el equipo nipón. La defensa española hizo aguas y Milla decidió meter a Oriol Romeu para imponer un poco de orden. Mata adelantó su posición, y la nave española enderezó el rumbo. Pero no había inspiración ofensiva y tan solo una incorporación de Montoya por banda derecha creó algo de peligro.

Mientras los jugadores nipones se empeñaban en fallar goles cantados, La Rojita buscaba balones colgados a la desesperada. No hubo manera. Ya en el descuento Nagai se permitía el lujo de pegar un sprint de 40 metros para presionar a De Gea. Fue el símbolo del partido. El nervio nipón destrozó a una selección olímpica que tuvo un debut decepcionante.

Más que pensar en evitar a Brasil en cuartos, Milla y sus jugadores deben mejorar su juego y liberarse de la presión con la que han llegado a Londres. La derrota duele, pero es subsanable.

Escrito por David Rubio el 26 julio, 2012 | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , España

felipe solis | 26 de julio de 2012 | 10:39 pm

por que en la tv chilena no salen los partidos de los juegos olimpicos.

[Contesta a este comentario]

La precoz madurez de Mata | futbol news | 27 de julio de 2012 | 9:31 pm

[…] fue un buen debut el de la Rojita en Londres. El combinado de Luis Milla caía frente a Japón con todo merecimiento. Pero hay mimbres suficientes para reconducir la situación. La suerte de la […]

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario