España, Noticias

España consigue la victoria en los últimos segundos

Santi Freixa rodeado de sus compañeros tras el gol

El equipo olímpico masculino de Hockey consigue una trascendental victoria ante Nueva Zelanda con un apurado resultado de 1 a 0. El partido tuvo mucha emoción hasta el final, cuando a falta de ocho segundos Santi Freixa marcó el gol de la victoria. Con este resultado España se queda sola al frente de la clasificación de su grupo, que lo completan Alemania, Bélgica, China y Corea del Sur.

El estadio Olímpico de Hockey pekinés acogía este segundo partido de la de liguilla del grupo A. Ambas selecciones venían de solventar con éxito sus partidos precedentes y encaraban el partido con los cuartos de final en mente. Nueva Zelanda había derrotado a Corea por 1 a 3 y España había hecho lo propio con Bélgica, de quien se deshizo tras un gran partido por 4 goles a 2.

Los chicos de Maurits Hendricks llegaban al choque contra los neozelandeses tras una demostración en su debut, donde sometieron en todo momento al seleccionado belga. Esta vez la cosa no fue ni mucho menos tan sencilla ya que los rivales no ofrecieron la misma debilidad que encontró España en el primer partido.

La primera parte no tuvo demasiadas incidencias, con dos equipos que se respetaban mucho y que se dedicaron a mover el balón sin crear demasiadas ocasiones de peligro. No fue hasta los últimos cinco minutos del primer acto cuando los españoles cuadraron una buena jugada en ataque que los colocó en disposición favorable de abrir el marcador. Freixa se quedó solo ante el portero pero éste logro desbaratar la ofensiva con una gran parada. Un minuto después fue Amat quien no supo resolver ante el guardameta. La efectividad española del primer choque quedaba latente cuando en una clara tercera ocasión fue Tubau quien no materializó una gran jugada personal.

De esta forma se llegaba al final de la primera parte y ambos equipos se marcharon al descanso insatisfechos. Nueva Zelanda se salvaba y España no sabía fructificar sus ocasiones. La reacción no se hizo esperar y las consignas del equipo neozelandés en el descanso se vieron sobre el campo, cuando el control del partido paso a sus ‘sticks’. La presión esta vez se volcaba sobre la portería española y tocó sufrir durante varios minutos. El capitán rival, Aussie Archibald logró un tanto que fue anulado por los árbitros para tranquilidad de los ‘rojos’, que debían reaccionar urgentemente. Sendos penalti corner a favor de España lograron deshacer la presión de los oceánicos e incluso la selección estuvo a punto de trasnformar uno. Pero el gol no llegaba y el cansancio hacía mella en los jugadores. Nueva Zelanda se echo encima del árbitro cuando éste decidió anular un segundo tanto de Couzins en un penalti corner.

Fue entonces cuando la casta española salió como único antídoto a un partido destinado a la derrota o con suerte al empate. Se hizo con la posesión de la pelota y comenzó a sentirse mejor, ya que es este un equipo que no sabe estar si no lleva la iniciativa o mantiene la bola en su poder. Los últimos minutos fueron muy animados y España creyó en el triunfo. A falta de escasos segundos para que pitara el árbitro Santi Freixa cazó una pelota muy cerca de la portería. El portero salió a la desesperada y el delantero catalán acertó en su disparo demostrando una sangre fría exquisita.

Los chicos explotaron de alegría pues sabían que los tres puntos les afianzan al frente de la clasificación. El árbitro pitó el final del encuentro un instante después y la alegría invadió la representación española, que se postula para las medallas definitivamente. España queda con 6 puntos, a dos de Alemania y a tres de Corea y Nueva Zelanda.

Escrito por Carlos Indovino el 13 Agosto, 2008 | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , España, Noticias

Déjanos tu comentario