Noticias

Beijing 2008: Yo también iré a la cita Olímpica…

Beijing 2008: Participa en los Juegos Olímpicos

Los juegos de olimpiadas siempre han tenido el handicap de tener que englobar muchos deportes bajo un mismo título, con todos los problemas que eso conlleva. Beijing 2008 ha conseguido que no sea un reto imposible jugar a los distintos deportes sin tener que aprender innumerables controles. El juego tiene unos controles simples y muy bien aplicados a las distintas pruebas. Participar en los Juegos Olímpicos ya no es exclusivo de los atletas. ¿Alguien se anima a correr los 200 metros contra mí? ¿O a un partidito de ping-pong? Veamos qué secretos esconde Beijing 2008…

Primero de todo voy a situaros un poco. Sega consiguió (no me preguntéis como) los plenos derechos de las olimpiadas de Pekín. Primero sacaron el “cuestionable” Mario & Sonic en los juegos olímpicos, que más allá del morbo de ver a Mario y Sonic juntos por primera vez, no tenía demasiada gracia. Este juego salió para Wii y Nintendo DS. Muchos nos preguntamos si ese era el juego oficial de las olimpiadas, o sacarían algún otro con más chicha. La respuesta es SI. El juego salió a principios de Julio, para Xbox 360, PC y PS3, bajo el (original) nombre de Beijing 2008. Este es un juego de olimpiadas en toda regla, con un gran número de pruebas, gráficamente muy correcto, cantidad de países y sin animalitos raros haciendo el tonto. Un juego serio, vamos.

Y como juego serio que es tiene distintas opciones, todas ellas muy serias también. Podemos hacer entrenamiento, olimpiadas, jugar multijugador y jugar Online. El entrenamiento sirve para practicar las pruebas que nos dé la gana en el orden que queramos. Este modo sirve para coger habilidad y así poder estudiar el control. El multijugador nos permite jugar contra amigos (hasta 4) en las distintas pruebas que escojamos. Sin duda es uno de los modos más divertidos del juego, un modo que nos ofrecerá horas y horas de piques y diversión. Ideal para esas largas y calurosas tardes de verano. El modo Online nos propone lo mismo que el multijugador normal, pero con amigos que no conocemos (o si). Jugar por Internet, vaya. Además, este modo, cuenta con un marcador general en el que ser cuelgan nuestras puntuaciones y las podemos comparar con las de los otros jugadores del mundo. Interesante opción para picarnos e intentar ser los mejores, aunque ya os aviso de que hay mucho friki suelto. Y para terminar está la opción Olimpiadas. Sin duda la más interesante. Esta modalidad de juego nos permite jugar unas olimpiadas reales. Después de escoger país (Rusia, por ejemplo) deberemos jugar unas olimpiadas completas. Divididas por días. Cada día haremos pruebas distintas. Empezaremos por las rondas clasificatorias e iremos subiendo, hasta llegar a las grandes finales. Cada día haremos unas 4 o 5 pruebas, de las cuales tendremos que superar, como mínimo, más de la mitad. Esto, que a priori parece fácil, nos desquiciará durante las primeras partidas. Pero a medida que vayamos pillando habilidad veremos el verdadero potencial de este excelente modo. Lo único reprochable es que no haya nombres reales de deportistas, sólo escogemos país. Además, todos los países tienen las mismas opciones de ganar que de perder. Eso se hará especialmente extraño cuando, por ejemplo, disputemos la final de 100m mariposa contra Angola, Kenia, Camerún y un largo etcétera de países africanos (raro, raro, raro).

Pero vamos a los que nos interesa. Primer apartado a comentar: los gráficos. El juego de Sega luce fenomenal. Personajes bien texturizados, ni rastro de popping o nieblas y un público que, por fin, parece de verdad. Pero también tengo que decir que no son los mejores gráficos que hemos visto en esa nueva generación. El juego tiene unos colores muy vivos y saturados que le quitan mucha credibilidad. Además los atletas se parecen mucho unos con otros. Por ejemplo, los deportistas de los 100 m lisos son todos iguales, y sólo se diferencia por el color de la ropa. Otro punto, un tanto negativo, son los escenarios. El estadio olímpico cumple perfectamente. Pero los deportes de gimnasia, piscina o los de tiro, no están al mismo nivel. Se desarrollan en unos espacios poco trabajados y más bien vacíos. Aún así, repito que el juego luce fenomenal, y sin ser tener el mejor apartado gráfico visto hasta la fecha, si que se parece a un juego de nueva generación. Bien.

Preparados, listos... ¡YA!

La música. Como sabéis, este es un apartado que me gusta mucho comentar, pero también sabéis que, normalmente, no acaba de convencer. Este caso no es una excepción. La música en el juego brilla por su ausencia. De acuerdo que hay efectos sonoros, y que el público anima, pero aún así se ve como el apartado más olvidado del juego. Unas musiquitas airosas durante las pruebas hubiesen animado mucho más el juego. Alguno dirá que le quitaría credibilidad, quizá es cierto. Pero más credibilidad se pierde con los colores vivos e irreales. Así que un pequeño hilo musical para acompañar hubiese sentado de maravilla. Algo más trabajado de lo que hay, para que nos entendamos

Y ahora uno de los apartados más importantes, la jugabilidad. En un juego que engloba más de 50 deportes distintos en su interior, la jugabilidad se antoja como lo más importante. De hecho es en este punto donde los otros juegos de olimpiadas fallaban estrepitosamente. En este Beijing 2008, Sega se ha refirmado como compañía veterana que es, y nos ofrece un control fácil e intuitivo para las distintas pruebas olímpicas. A ver si me sé explicar. Las pruebas del juego están divididas en 4 grandes grupos: Atletismo, Natación, Gimnasia y Otros. Cada uno de estos grupos tiene un control parecido para las distintas pruebas que hay en él. Por ejemplo: los 100m lisos (dentro de atletismo) funcionan igual que los 800m, y prácticamente igual, también, que el salto de longitud. O las distintas modalidades de natación tienen todas un mismo control. ¿Y como es este control? Pues se trata de un control simple y machaca botones. En la mayoría de pruebas lo que tendremos que hacer es pulsar botones como un loco, o girar los joysticks a toda leche. Esto puede parece mal a unos y muy bien a otros. A mi, personalmente, no me disgusta este formato. De esta forma se hace muy simple e intuitivo el control. Claro que después de 3 partidas ya te duele el brazo, pero eso ya es otro que hablar. Quizá las pruebas dentro del grupo “otros” sean las que requieran más habilidad y práctica. Pero podéis estar tranquilos, ya que antes de empezar cada una de las pruebas podemos leer una breve explicación para saber exactamente cual es el control. A resumidas cuentas, un control un tanto singular, pero muy bien aplicado a esta clase de juegos, aunque puedo entender que no convenza a todo el mundo. Cosas que pasan.

y para terminar vamos a hablar del aparado más importante, la diversión. El juego es divertido una vez le hemos pillado el truquillo a los controles. Al principio será desesperante hacer según que pruebas y quedar último con mucha diferencia. Pero como todo en la vida, la experiencia es un don y cuanto más practiquemos mejores seremos. El modo olimpiadas es tremendamente divertido para un solo jugador, pero puede hacerse un tanto pesado tener que repetir una misma prueba una vez tras otra. El modo multijugador, como no podía ser de otra forma, es lo más divertido del juego. Los piques entre amigos, para ver quien pega el salto más largo, o quien es el más rápido en los 100 m lisos no tienen precio. Si os juntáis con 3 amigos os aseguro que tenéis juego para rato. Si no tenéis 3 amigos (salid a buscarlos, por favor) siempre podéis jugar Online. El modo Online es igual de interesante que el multijugador normal, pero con la diferencia que aquí comparas resultados con todo el mundo y no sólo con tus amigos. Aún así, con este juego, yo prefiero jugar con 3 amigos que no por Internet. Pero sea cual sea vuestra decisión seguro que os lo pasaréis en grande con el juego. Muy divertido.

por encima de todos

En resumen. Nos encontramos ante un juego muy divertido si juegas sólo y mucho más si lo disfrutas con amigos. Con un apartado gráfico muy correcto y una jugabilidad equilibradísima estamos ante el mejor juego de olimpiadas que se haya hecho. Como todos los juegos tiene puntos negativos (como la música, o la falta de nombres reales), pero seguramente lo que creará más polémica será el control. A mi me ha gustado tal y como está, pero entiendo perfectamente la gente que lo acusa de demasiado simple o de ser una burda copia del Mario Party (en según que pruebas). Además hay algunas pruebas (pocas) que tienen un control exageradamente complejo, y tendremos que sudar mucho para poder superarlas. Que sirvan como ejemplo las pruebas de Judo. Con todo esto debo decir que yo me lo he pasado en grande con el juego, se lo recomiendo muy sinceramente a todos aquellos que les guste el deporte en general y las olimpiadas en particular. No es un juego al que puedas jugar toda tu vida, pero seguro que os hará pasar un mejor verano. Y si podéis acompañarlo con unos amigos, mucho mejor.

Escrito por Aleix Caballeria el 29 julio, 2008 | 8 comentarios
Etiquetas: , , , , , , Noticias

Déjanos tu comentario