España

Baloncesto: España hace sufrir a Estados Unidos en una final espectacular

La selección no pudo superar a los norteamericanos (107-100), pero firma un partido fantástico. Es la segunda medalla de plata consecutiva de esta irrepetible generación de jugadores. Dos Europeos, un campeonato del mundo y dos platas olímpicas, entre otros éxitos, es el botín de la mejor selección de la historia del baloncesto español.

¿Era posible ganar a Estados Unidos? Los de Scariolo debían hacer un partido perfecto y esperar que los norteamericanos se desquiciaran en ataque. España completó un encuentro cercano a la perfección, pero el conjunto de Krzyzewski ha demostrado que además de ser el mejor, no ha venido a Londres, solo, a divertirse. Con España pisándole los talones durante los tres primeros cuartos, Estados Unidos mantuvo la calma hasta despegarse definitivamente en los cuatro últimos minutos.

Durante el primer cuarto, Durant, James y compañía dominaron hasta irse con 8 puntos de ventaja. En el segundo, España dio un golpe en la mesa y, guiada por el acierto de un gran Navarro, se fue al descanso a un solo punto. Estados Unidos sabía que iba a tener que sacar lo mejor de sí misma para colgarse el oro.

En el tercer cuarto continuó la igualdad con una gran aportación de Paul Gasol, que terminaría el partido con 24 puntos. Los de Scariolo, conscientes del potencial ofensivo norteamericano, subieron la intensidad defensiva hasta el máximo. La consecuencia negativa fue la carga de personales de jugadores como Marc, que con 4 faltas, vieron casi toda la segunda mitad desde el banquillo.

Más complicado de controlar fue el acierto en el tiro exterior, donde Estados Unidos acostumbra a ajusticiar a sus rivales. En el último y definitivo cuarto, Durant clavó varios tiros decisivos que marcaron distancias en el luminoso. Un par de ataques errados ponía a España a diez puntos.  Un triple de James a falta de dos minutos desequilibró definitivamente el marcador.

Scariolo dio salida a Sada, San Emeterio y Claver, dándoles la oportunidad de jugar un partido histórico y premiando a todo un grupo de jugadores que hoy hizo soñar a la afición. España ha sido la única selección de estos Juegos que ha obligado a Estados Unidos a sacar a relucir todo su potencial.

Tras un inicio decepcionante de competición, Pau y los suyos cierran los Juegos en lo más alto que, hoy en día, pueden estar.   

Deja tu comentario a