Noticias

Atletismo: los imperdibles de Londres 2012

Empezó ayer el atletismo con la difícil papeleta de superar en récords, emociones y espectáculo a la natación, que ha renacido en estos Juegos Oímpicos tras el bache que supusieron los bañadores de plástico. Ofrecemos aquí las principales atracciones del atletismo de Londres.

El 100. Mañana sabremos quien es el rey de la velocidad y, quien sabe, tal vez veamos un nuevo récord del mundo. Las perspectivas son casi inmejorables: más allá de Bolt y Blake, hay dos campeones del mundo, Gatlin y Gay, y un ex-recordman de la distancia, Asafa Powell. Nadie va a meterse en la final sin correr por debajo de los 10 segundos y posiblemente las medallas irán caras, posiblemente por debajo del 9’70. (domingo 5, a las 22; el 200 será el jueves 9 a la misma hora)

Pistorius. Aquí pesará el factor morbo. El sudafricano ya está en semifinales y aspira a meterse en la final, lo que sería un triunfo a la superación personal, más allá de la polémica de si sus prótesis le ayudan o le perjudican.

El mejor 110 vallas de la historia. La lesión de Liu Xiang nos privó de un duelo memorable en Pekín contra Dayron Robles, pero cuatro años después, el nivel es si cabe superior. Tanto, que la prueba es la mayor candidata a tener un récord: competirán los dos mencionados, que comparten récord mundial (12’87) más el campeón del mundo Jason Richardson y Aries Merritt, campeón mundial en pista cubierta y mejor marca del año (12’93).

El 800 masculino. El keniano Rudisha también es una de las opciones de récord mundial más probables. Ha bajado del minuto 42 segundos dos veces este año y ha corrido seis de las diez mejores carreras de la historia, compartiendo top ten con Coe, Kipketer y Cruz, casi nada. Su estilo, despegándose desde el principio sin liebres ni especulación, crea afición y dificulta sus marcas. Puro espectáculo. El jueves 9 será su momento.

España. Hay muy poco que esperar de le delegación española en atletismo. En 3.000 obstáculos masculinos ya no queda nadie, lo mismo que en 1.500. Ángel Rodríguez cayó en los 100 y tampoco en peso hubo buenos resultados. Tras el escándalo de la Operación Galgo, Marta Domínguez está en la final de 3.000 obstáculos, pero llega justa tras su lesión, así que las únicas opciones serias a medalla son Natalia Rodríguez, en el 1.500 -no ha competido este año- y la saltadora Ruth Beitia, por debajo de las dos referencias mundiales pero con posibilidades para el bronce.

Escrito por Pau Farras el 4 agosto, 2012 | ningún comentario
Etiquetas: , Noticias

Déjanos tu comentario