Noticias

Argentina y Nigeria, dos viejos conocidos en la final

Agüero y Messi celebran el segundo a Brasil en las semifinales

Argentina y Nigeria. Mañana, cuando el sol esté más alto en Pekín, cuando amanezca en Europa, a las 06:00 de la mañana en España y a la 01:00 hora argentina, se disputará la final de fútbol de los Juegos Olímpicos de Pekín. El Estadio Nacional del ‘Nido’ estará saturado para presenciar una de las finales más esperadas entre los diferentes deportes. Argentina defiende el oro conseguido en Atenas 2004 en lo que se puede decir que es una final clásica del fútbol olímpico.

Será la de mañana la tercera final entre estas dos naciones en los últimos doce años. Se asegura una gran expectación en todo el mundo por este partido. Y es que Argentina vuelve a estar en una final. La albiceleste ha recuperado el crédito que tras varias citas internacionales parecía haber perdido. Será contra Nigeria, el equipo más regular por el otro lado del cuadro y que accedió a la final tras pasar por encima de Bélgica con un contundente 4 a 1.

En la última ocasión en que ambas selecciones se disputaron el oro Nigeria subió a lo más alto del podio. Era 1996 en Atlanta y el partido fue un auténtico espectáculo. Con el 2-2 en el marcador, y a falta de escasos minutos para el final, Argentina salió al fuera de juego en una falta al borde del área. La jugada que tan buen resultado le había dado en todo aquel torneo esta vez la condenó. Sensini se despistó por segundos y al salir toda la línea dejaron a Amunike solo, que empujó a placer la pelota y encumbró a los africanos al oro olímpico. Lo peor para Argentina no fue perder sino la cara que se les quedó. La FIFA calificó al choque como uno de los diez partidos más memorables de un siglo de olimpismo. Argentina no ha perdido nunca más en unas Olimpiadas desde aquella final de 1996. Son ya 11 partidos invicto en los Juegos de Sydney, Atenas y Pekín.

Ambas selecciones volvieron a encontrarse en 2005, esta vez en la final del Mundial Sub-20 en Holanda. Argentina todavía tenía la espina clavada y tuvo la oportunidad de resarcirse en aquella final en la que Messi marcó dos goles y la albiceleste se tomaba la revancha contra las ‘Águilas Verdes’. Antes de esta final volvieron a verse las caras en el Mundial de Estados Unidos. Ganó Argentina por la mínima pero el partido pasará a la historia por ser el último que jugaba con la selección Diego Armando Maradona. Todos recordamos el doping posterior, la suspensión y la caída deportiva final del más grande de todos los tiempos. El único gol nigeriano de aquel encuentro lo marcó Samson Siasia, hoy entrenador de la selección africana. Otro enfrentamiento entre ambos fue en el Mundial de Japón y Corea 2002, con victoria sudamericana y gol de Gabriel Omar Batistuta.

Se encuentran entonces dos viejos conocidos en circunstancias que podrían situar a Argentina como favorita, tras su sonada derrota ante los archienemigos sudamericanos, Brasil, a la que vapuleó por 3 a 0 mientras las gradas entonaban el ‘siga el baile, siga el baile’. A pesar de haber solventado la semifinal también con brillantez, el torneo de los nigerianos ha sido menos regular y convincente. De cualquier modo, las finales no tienen nunca dueño antes de jugarse. Y si no que se lo cuenten a Argentina.

Messi, Agüero y Riquelme quieren reeditar el título de 2004. La selección argentina viene jugando bien, la sensación del grupo es positiva y hay mucha hambre de título, mucho orgullo nacional dormido, demasiado talento en las botas de los pibes como para desperdiciar la oportunidad de darle al país una alegría de esas que sólo el fútbol puede ofrecerle a una nación entera que esa noche no va a dormir. Medio mundo espera ya que comience la final.

Escrito por Carlos Indovino el 22 Agosto, 2008 | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , Noticias

Déjanos tu comentario